Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
marzo 05 de 2021
NOTICIAS

Ley 550: Tanto de impopular como de necesaria

Durante años se ha venido dando un debate en la necesidad de una reestructuración financiera y saneamiento fiscal para las finanzas del departamento
Departamento - 2020 / 09 / 22

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la posición de www.guajirapress.com

Por Juan Loreto Gómez Soto

La Guajira ha enfrentado durante los últimos años un sin número de situaciones adversas que le han significado una debacle en términos de solvencia financiera, el bajo recaudo de los impuestos del ente territorial, la ausencia de ejecución de obras que genera descuentos de ley a los contratistas y que alimentan diferentes rubros para la ejecución de acciones en líneas específicas y de interés general, las múltiples acciones judiciales que imposibilitan la apropiación de los recursos para cumplir los compromisos establecidos, la implementación de la ley 1530 de 2012 sobre el cambio del régimen de regalías dejando al departamento con dificultades para darle continuidad a la ordenanza 214 de 2007 sobre la gratuidad en la educación superior, y así mismo una larga lista de sucesos poco favorables para las finanzas de la gobernación.

Durante años se ha venido dando un debate en la necesidad de una reestructuración financiera y un saneamiento fiscal para las finanzas del departamento, y la decisión del Gobernador de La Guajira Nemesio Roys de poner en consideración el proyecto de ordenanza para la reestructuración de pasivos mediante la ley 550 de 1999 a la Asamblea Departamental, ha generado sorpresas y rechazo por parte de algunos sectores los cuales no están al tanto de la situación financiera real por la cual atraviesa el ente territorial, por otra parte, también  muchos han considerado que se trata de una medida sensata y oportuna para restablecer la solidez económica de la administración departamental.

La ley de insolvencia o reestructuración de pasivos tiene muchas bondades en su implementación, esta puede brindarles a los gobiernos subnacionales que se acogen a esta medida, una información oportuna y clara sobre el estado de cuentas de sus acreedores, protege a la entidad de posibles reclamos por vía judicial. La reestructuración contempla en su totalidad la cantidad adeudada a terceros, también una mejor planificación de ejecución presupuestal que le permite al ente territorial mantener su autonomía del gasto público, pero con un estricto cumplimiento en los compromisos pactados en las cláusulas del acuerdo establecido y busca recuperar la solidez económica y administrativa.

La Guajira requiere soluciones inmediatas para enfrentar la crisis y poder hacer inversiones sociales para garantizar el cierre de brechas y la construcción del tejido social que anhela el departamento en general, esperamos que esta sea una de las decisiones que representen el punto de partida para la generación de desarrollo y bienestar para nuestra querida tierra.

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros