Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
febrero 24 de 2021
NOTICIAS

Las incalculables pérdidas económicas por inminente huelga de Cerrejon

Según la compañía,  La Guajira y el país dejarían de recibir cerca de 7.000 millones de pesos mientras dura el proceso.
Departamento - 2020 / 08 / 31

Cada día de huelga en Cerrejón le cuesta a La Guajira y a Colombia cerca de 7.000 millones de pesos. Esta cantidad incluye lo que deja de percibir el departamento y el país en términos de impuestos y regalías, pero también otros conceptos como los salarios y beneficios que reciben los trabajadores y todos los servicios que tiene contratados la Compañía. Lo que reduce la capacidad del departamento para hacer inversiones sociales.

Según la compañía, la suspensión de las operaciones afectará la forma en que se ha venido entregando la ayuda a las comunidades étnicas y a La Guajira durante la emergencia provocada por el COVID-19.

“Una potencial huelga nos perjudica a todos. Cerrejón está haciendo un gran esfuerzo, en medio de un contexto adverso, para mantener los beneficios más importantes que reciben nuestros trabajadores. Ni el mercado, ni los precios del carbón son los de hace unos años y todos tenemos que adaptarnos a esta realidad”, señala Juan Carlos Consuegra, vicepresidente de Cerrejón.

A pesar de que Cerrejón ha presentado pérdidas en los seis primeros meses del año por más de 368.000 millones de pesos, la compañía ha presentado a Sintracarbón una oferta que según ellos mantiene los excelentes beneficios económicos de los trabajadores.

Sin embargo, dichos beneficios parece no ser suficiente para los trabajadores, quienes tienen todo listo para iniciar la huelga en el Cerrejón este martes 1 de septiembre.

La huelga se da después de que se agotara todo el proceso de negociación de la nueva convención colectiva. Proceso que se ha realizado en dos etapas; una a principios de año y otra que recientemente terminó con una nueva votación en la que el 99.3% de los trabajadores eligió la huelga.

Según Sintracarbón, los motivos para ir a la huelga están relacionados a las intenciones del Cerrejón de disminuir los beneficios de la convención colectiva, se suma la de imponer un cambio de turnos. Sintracarbón lo ha llamado el “turno de la muerte” porque los trabajadores estarían durante más horas en sus puestos de trabajo lo que los expondría a sufrir accidentes y enfermedades laborales.

El sindicato manifiesta que esto no sólo  iría en detrimento de las condiciones de salud y sociales de los trabajadores sino que también significaría el despido de cientos de ellos. Según Sintracarbón, actualmente son 4 cuadrillas, con la imposición del nuevo turno se rebajaría a tres, lo que dejaría sin trabajo a unas 1.200 personas.

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros