Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
abril 20 de 2019
NOTICIAS

Carta abierta al presidente: Que no se hagan elecciones

Distrito - 2018 / 10 / 22

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la posición de www.guajirapress.com

Por: Ángel Acosta Medina

Señor  Presidente:

En mi condición de ciudadano  hijo de La Guajira y del Distrito Especial de Riohacha, como atrevido intérprete del sentir silencioso de muchos  dirigentes, académicos, comerciantes, voceros comunitarios, representantes de la sociedad civil y habitantes comunes de esta tierra, especialmente de esta capital, he dispuesto dirigirme respetuosamente a usted, con el fin de  participarle varias preocupaciones que embargan a diversos sectores de esta comunidad, y al tiempo plantearle públicamente  algunas consideraciones,  todo en relación con la reciente convocatoria a elecciones para alcalde de este Distrito.

Podemos puntualizar la temática que motiva esta comunicación, de la siguiente manera:

1 - Como usted se habrá informado, la convocatoria electoral citada ha suscitado en esta región un debate social y jurídico entre actores que sientan puntos de vista diferentes, respecto a la sostenibilidad, la pertinencia y la debida terminación de este proceso. Para registro y enmarcación de la tozudez humana, ya se habla hasta de aspirantes que estarían inhabilitados, y se sumarían a la ruleta donde se ha jugado la suerte de la gobernabilidad territorial en los últimos años.  Lo cierto es que el acto administrativo que, en su buena fe, la presidencia ha determinado, seguramente no traerá la estabilidad y la tranquilidad que el grueso de la población ansía y reclama desde distintos escenarios. Inclusive, desde el primer instante de la convocatoria, se han estado anunciando demandas pre y post-electorales. Valga anotar que los hijos de este territorio ya sienten contrición cuando escuchan hablar de procesos y demandas que impliquen el tema político-administrativo. “Elecciones para qué?…  Esto es una locura”, se oye decir por doquier.

2 – Por todos es sabido que los debates electorales, por naturaleza, generan confrontación, discrepancias y polarizaciones, es decir, se activan energías que aúpan en sentido contrario a la urgencia que hoy por hoy tiene la sociedad guajira de encontrar caminos de unidad, cohesión y solidaridad, en este ya largo estado de crisis e inestabilidad.

3 – Un proceso electoral en este momento, además de propiciar  más  pérdidas de valiosos tiempos de gobernanza,  ocasiona, por un lado,   unas erogaciones presupuestales que pueden reorientarse a mitigar las agobiantes dificultades socioeconómicas que padece la población, y, por otra,   origina un desgaste institucional y ciudadano, que antes que proponer soluciones, pospone las atenciones prioritarias, las cuales, mucho menos alcanzará a enfrentar  un posible elegido en el poco tiempo que falta para culminar el periodo de gobierno, que además, estará limitado por los condicionamientos que imponen las elecciones territoriales del entrante año 2019.

En conclusión, Señor presidente, haciendo eco de diversas voces sensatas de esta tierra, y pensando antes que todo, en la conveniencia social e institucional, invitamos a que se busquen fórmulas y se replanteé la decisión de convocar a estas llamadas elecciones atípicas, por cierto, más atípicas y contraindicadas que nunca. Asumimos que existen unos mandatos por cumplir, pero no hechos cumplidos.  Igual, buena frase nos dejó el gran Edgar Allan Poe: “No hay laberinto creado por el hombre, que el mismo ingenio humano no pueda resolver”.

Desde nuestra postura, estamos invitando a las fuerzas vivas del Distrito de Riohacha, a las distintas vertientes políticas, a los aspirantes a ser elegidos, a los medios de comunicación, para que nos alineemos todos en un solo frente donde podamos encontrar una fórmula salvadora, tal si tuviéramos en tiempos de Salomón. En este sentido, proponemos que se ensaye un gran acuerdo sociopolítico de corto plazo, que permita llegar a unas reglas y nombres de consenso, con los cuales podamos abrirle márgenes opcionales a la presidencia, haciendo posible una terminación menos traumática del periodo constitucional correspondiente al Alcalde de esta vigencia. Como principio para allanar estas vías de concertación, con todo respeto hacemos un llamado a los aspirantes para que, en aras de encontrar una alternativa donde quepamos todos, retiren sus nombres, o desistan de sus inscripciones como candidatos a un debate donde seguramente todos seremos perdedores. Mientras haya mente abierta y voluntad política, hay luz día, y la noche no ha llegado, Lo único que no se puede reversar es el curso del Rio Ranchería.

La gente de Riohacha y La Guajira, ya abrumada por las turbulencias de la atmósfera política, entiende que no estamos en tiempo de elección, y, en su lugar, clama por un espacio y un clima de reflexión.

Tiene usted la palabra, Señor Presidente. Pero tenga en cuenta que La Guajira también tiene una institución que llamamos palabrero.

Postdata: Si todo se mantiene igual, tómese esta carta como una constancia. Y oremos entonces, “por el día que ya pasó y la noche que llega” (‘El minuto de Dios’).

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros