Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
diciembre 09 de 2018
NOTICIAS

Duque, un presidente “juicioso”

"El joven mandatario tiene jefes tanto fuera como dentro del país y eso no es desconocido por la opinión pública, que lo ve hasta normal”
Por: Abel Medina Sierra - 2018 / 07 / 16

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la posición de www.guajirapress.com

Si de algo debemos estar seguros los colombianos, es que el presidente que llegará a Palacio de Nariño el próximo 7 de agosto es de lo más juicioso; tanto, que se compara con un estudiante disciplinado, de esos que no faltan con las tareas que les imponen sus profes, de los que son incapaces de una acción disruptiva que contraríe el mandato de sus superiores. Nuestro próximo presidente, a quien irrespetaron comparándolo con un cerdito, más parece un dócil corderito bien domesticado, y en eso, nada se parece a su antecesor, Santos, que se le “sabaleó” a quien lo puso en el puesto.

Salió tan juicioso Iván Duque que una vez ganó, se fue a recibir las planas de sus jefes. El joven mandatario tiene jefes tanto fuera como dentro del país y eso no es desconocido por la opinión pública, que lo ve hasta “normal”. Duque se fue a dar parte de victoria y a decir “a la orden, su majestad” al rey de España. Muchos no entienden que más 200 años después de la emancipación, algunos mandatarios de las élites criollas de Suramérica, aun se sientan como gobernantes de colonias hispánicas, pero eso en la práctica aún se mantiene y nuestro presidente electo lo acaba de refrendar.

El otro jefe externo al que fue a decirle, como buen paisa, aunque nacido en Bogotá, “pa las que sea” fue a Donald Trump. El presidente de Estados Unidos siempre ha sido “patrón” de los de Colombia y esta no va a ser la excepción. Pero, además, Duque comulga con las tesis de Trump hacia la economía extractivista, las medidas proteccionistas, las limitaciones de los derechos de minorías étnicas y sexuales, la reducción de impuestos a los más ricos y los privilegios para las hegemonías raciales, religiosas, políticas y económicas.    Trump es su segundo ídolo, y aunque no lo recibió, sino que le envió a uno de sus hombres de confianza, ya el patrón sabe que Duque está a la orden para que llueva glifosato otra vez en los campos y fuentes de agua, que así incendie el país les va a colaborar para que les llegue menos droga, aunque sepa que en otra parte las conseguirán, que está dispuesto a que seamos la carne de cañón en una posible acción militar contra Venezuela. El discípulo juicioso está listo para las tareas.

A nivel interno, ya también le dijo “pa las que sea” a su máximo ídolo y al que llama “presidente eterno”, lo que lo lleva a una condición de “sub-presidente” pues ya tiene vice. Uribe ya le dio su listado de tareas, las que apuntan por ahora a derogar las cortes como acto de venganza e impunidad, nombrar a algunos dogmáticos y desgastados políticos como Vivian Morales, Ordóñez, Holmes Trujillo, Carrasquilla y otros en ministerios o cargos diplomáticos. Dicen que Duque no es que pase mucho a Morales y Ordóñez, pero nunca esperemos de él que desaire las órdenes, él es muy juicioso y sabe que “el que manda, manda, aunque mande mal”.           

Duque tiene un jefe político y unos económicos, esos que le financiaron la campaña y pusieron toda la influencia y sus medios al servicio de su campaña. La semana pasada se reunió con “los de la tula” para decirles “pa’ las que sea”. La lista de “tareitas” fue muy conocida y ha generado repudio de algunos, otros siguen aún festejando el triunfo electoral. El Consejo Gremial que reúne a los banqueros, ganaderos, industriales, dueños de almacenes de cadena y supermercados, empresarios del agro entre otros, le pasó la cuenta de cobro para que le retribuya su inversión y tiene las siguientes joyitas. Una tarea es que ponga a tributar a todo colombiano que gane más de $1953000 pero que le baje 5% a las grandes empresas. Punto para los más ricos. Otra tiene que ver con que el valor de la pensión al sobreviviente se baje del 100 al 70%, punto para los administradores de pensiones y cero pollito para los pensionados y sus descendientes. Propusieron que se grave a los dueños y no a las empresas, claro, un particular pagará menos que una entidad, punto para los ricos y pérdida para el presupuesto nacional. Una tarea más es volver a sistema de recargo nocturno solo después de las nueve de la noche, punto para los más ricos.  También proponen eliminar algunos subsidios a los más pobres, pero dejarles a los industriales las exenciones que ya tienen desde hace muchos años, otro punto para ellos.

Duque no objetó ni uno de los puntos y su actitud fue la de ese alumno que sale con el cuaderno de tareas bajo el brazo, bien juicioso para cumplir el mandato de sus mentores.  No dudemos que las cumplirá al pie de la letra, como todo un muchachito disciplinado y obediente.      

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros