Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
diciembre 13 de 2018
NOTICIAS

Una terna, un trio destemplado y un triste episodio

"Por mucho que evadí el tema, hay aristas tan peligrosas que terminan raspándole a uno el ojo y restándole quietud e indiferencia"
Por: Abel Medina Sierra - 2018 / 03 / 06

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la posición de www.guajirapress.com

Con este escrito rompo mi promesa de mantenerme al margen del desgastante, y muchas veces frustrante, tema de la elección del gerente del Fondo Mixto de Cultura de La Guajira.  Por mucho que evadí el tema, hay aristas tan peligrosas que terminan raspándole a uno el ojo y restándole quietud e indiferencia.

Cuando ya se daba por casi concluido el proceso de elección del gerente de este organismo de la institucionalidad cultural y artística, con la  conformación de la terna por parte del Consejo Departamental de Cultura, se pone en vilo y suspenso la decisión de la Junta Directiva de la entidad para elegir el esperado  remplazo de César Henríquez por la intervención de un trio de mujeres, cuya actuación en este episodio suena ya destemplado por lo errático.

La  terna que el Consejo Departamental de Cultura presentó ante la Junta Directiva está compuesta por tres gestores culturales, dos de ellos también cultores, de gran trayectoria y reconocimiento. Freddy González, dramaturgo, escritor, investigador e historiador de amplia experiencia y nombradía;  Otto Arteta, crítico y frentero artista plástico; Carlos Lizarazo, dedicado  gestor cultural. Ellos fueron los únicos, de todos 13 candidatos a la terna, quienes hicieron el trabajo de venderse y buscar los votos entre los consejeros.

Hoy  la elección se dilata por la intervención de Adriela González, precisamente la candidata que menos velas tiene en este entierro. Esta polémica ex candidata a la alcaldía de Distracción, no cumple con los perfiles para ser gerente del Fondo Mixto, cargo al que quiere llegar por intermedio de un fallo judicial. No es ni cultora ni gestora cultural, de allí que el Consejo Departamental de Cultura no debió permitir siquiera que su hoja de vida fuera tenida en cuenta para este proceso. Haber ocupado el cargo de Secretaria de Educación, dentro de la cual existe una dependencia menor de cultura no la hace ni cultora, ni gestora, ni siquiera administradora de cultura.

La señora González  hoy mantiene impugnada la elección bajo el argumento que no cumple el principio de equidad de género al no incluir a una mujer, que lógicamente, debe ser ella.

Para conseguir este propósito, González buscó ayuda en la juez Tercera Penal Municipal para adolescentes con funciones en control de garantías, Ana Clara Fonseca Martínez quien admitió la tutela de la primera,  para obligar al Consejo Departamental de Cultura a incluirla en la terna por mandato de un tercero y no por decisión autónoma. Esta segunda integrante del trio, de la que se está diciendo que es amiga personal de la tutelante, con sorprendente y hasta sospechosa  oportunidad y celeridad,  actuó apelando a la ley  581 de mayo 31 del 2000 o llamada ley de cuotas cuyo espíritu es garantizar la equidad de género. 

La sospecha, más que por la amistad que pueda tener con la tutelante y su prisa en detener que la Junta Directiva del Fondo Mixto elija al gerente, va más asociado al sesgo con el que aplica la norma. No soy abogado, pero cualquiera que sepa leer,  encontrará en esta norma inicia diciendo “por la cual se reglamenta la adecuada y efectiva participación de la mujer en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del poder público, de conformidad con los artículos 13, 40 y 43 de la Constitución”. Subrayo la parte que define el ámbito de aplicación de esta norma, pues el Fondo Mixto no hace parte de ninguna de las ramas del poder público en Colombia, es un ente mixto en su naturaleza y privado en su régimen de administración y contratación.   

El Artículo 6º de la norma en la que se ampara la tutelante, dice sobre los  nombramientos por sistemas de ternas y listas: “Para el nombramiento en los cargos que deban proveerse por el sistema de ternas, se deberá incluir, en su integración, por lo menos el nombre de una mujer”. Es de entenderse que se trata de cargos públicos y no aplica para el caso de un gerente de una entidad privada, así que la señora juez o no sabe leer bien o sesga sus actuaciones para favorecer a Adriela González.  Por otra parte, la acción de tutela fue interpuesta ante el Consejo Departamental de Cultura que tampoco es un ente público sino una instancia de la sociedad civil y la institucionalidad cuyas decisiones, según concepto del Ministerio de Cultura, también entran en el campo de lo privado y no de lo público.

La tercera voz del trio es la de la gobernadora Tania Buitrago, quien, aculillada por la actuación ligera de la jueza, anunció a la prensa que iba  a regresar la terna al Consejo Departamental de Cultura. A la  gobernadora alguien debe decirle que esa decisión no la puede tomar ella autónomamente sino la Junta Directiva del Fondo Mixto que son cinco personas, incluyéndola a ella. Es la Junta y no la gobernadora quien elige al gerente por lo que también es una ligereza, tal vez por su desconocimiento pero que bien puede enmendar.    

En suma,  esperemos que voces destempladas no sean el bemol que le reste transparencia a este proceso en el que terminan decidiendo los que menos tienen que ver con la cultura y las artes.

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros