Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
febrero 22 de 2018
NOTICIAS

Carnavales, resurrección y muerte.

A través de las máscaras las personas pueden ser seres extraordinarios que escapan de la insipidez de la vida cotidiana.
Por: Laura José Almazo - Antropóloga - 2018 / 01 / 13

Los días carnestolendicos son la ocasión para que el mundo trastoque el orden. A través de las máscaras las personas pueden ser seres extraordinarios que escapan de la insipidez de la vida cotidiana.

Para el teórico ruso, Bajtin, El carnaval tendría rasgos del juego y el teatro: sin diferencia entre espectadores y actores y representaciones que disolvían los límites entre muerte y resurrección. De manera que los esquemas de estrato y clase se disuelven y todas las condiciones se dan para que el tiempo transcurra de manera diferente.

La maicena, la algarabía crean un caos de alegría. Y ocurre que todos recibimos licencia para entregarnos a las bajas pasiones. La fecha de vencimiento de esa licencia es la misma fecha de re inicio de los problemas que quedaron en “stand by”. Las deudas con el banco, el hijo rebelde, los niños desnutridos y los gobernantes que no van al despacho.

Las comunidades crean pactos de olvido inconscientes. El carnaval es uno de esos pactos. En que el blanco de la maicena y la pureza del agua lavan y tapan culpas y bochornos. Y así debería funcionar todo en la vida. Que el folclor y la alegría nos den una licencia anual para apartarnos de las desgracias. Tal como ocurre el 31 de diciembre cuando los enemigos se abrazan, así ocurre y debe seguir ocurriendo con el carnaval. Lo negativo se manda a cuarentena y dejar que las marimondas se apropien del tiempo en una especie de tregua con las preocupaciones en épocas difíciles.

Así el desorden que solo ocurre en el carnaval, cuando en un extraordinario caso, la resurrección precede a la muerte. Pueda Joselito resucitar cada año para hacernos gozar como si no hubiera un mañana y luego volver a morir para dejarnos con los bolsillos vacíos y aterrizando en la realidad que se fue de vacacione unos días. Será un paréntesis para las calamidades e inclusive una segunda oportunidad de emprender el año nuevo.

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros