Logo
Facebook Twitter Youtube Instagram
julio 21 de 2018
NOTICIAS

El dramático desabastecimiento en Venezuela

La Comisión de Política Exterior alertó a los países fronterizos Brasil y Colombia, para que estén "atentos a brindar ayuda humanitaria".
Mundo - 2018 / 01 / 12

Venezuela cerró el 2017 con la mayor inflación del mundo un 2.616 %, sus habitantes señalan que la sensación es muy superior. Todos los días los precios aumentan, las quejan no cesan y los pocos que aún tienen algo de dinero tampoco consiguen productos básicos.

La oposición, la asociación de comerciantes y la Iglesia Católica alertaron de una agudización de la crisis económica, el peligro de mayor desabastecimiento y una nueva oleada migratoria que demandará de la ayuda humanitaria de organismos internacionales y de los países fronterizos, Brasil y Colombia.

Este desgarrador panorama se enmarca en la última medida del régimen de Nicolás Maduro para buscar paliar en algo la crisis en Venezuela. El viernes Maduro, a través de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, ordenó a 26 cadenas de supermercados bajar los precios de ciertos productos, pero no detalló cuáles ni en qué porcentaje.

Esto provocó largas colas desde la madrugada del sábado. Muchos llenaron sus carritos, pero al llegar a las cajas se enteraron que la rebaja no era para todos los productos, y se vieron obligados a dejar parte de la mercadería. Incluso algunos supermercados aplicaron rebajas a productos que otros locales mantenían su precio anterior.

La rebaja supuestamente estaba destinada algunas marcas de atunes y de queso fundido, algunas hortalizas, huevos, jabón, queso, jamón, salchichas, galletas, manteca y algunas pastas importadas. Estos productos se suman además a los que escasean desde hace más de tres años como aceite, arroz, harina y otros, que se consiguen a precios elevados en el comercio informal.

Ante esta orden de baja de precios en algunos productos, el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, consideró que la crisis económica podría agudizarse en los próximos días y alertó a la comunidad internacional sobre ello. En un comunicado, la Comisión de Política Exterior del Parlamento indicó que el gobierno venezolano busca "trastocar y tomar control de los procesos de distribución y venta de alimentos".

Para el Parlamento, la medida de rebaja de precios "es una acción efectista" contra la hiperinflación", y en reacción a las "revueltas y saqueos en varias regiones" de Venezuela. Según la comisión, esta medida busca "definitivamente que el pueblo venezolano se postre, se arrodille y se humille ante la voluntad de Maduro", pues estas acciones conllevarán más escasez y que sea sólo el gobierno el que tenga productos "disponibles" a través de sus programas de abastecimiento.

La Comisión de Política Exterior alertó en una nota a la OEA, a la ONU y a los países fronterizos Brasil y Colombia, para que estén "atentos a brindar ayuda humanitaria". Asimismo, les pidió apoyo ante "eventuales oleadas de desplazados y refugiados".

 

COMENTARIOS
INFORME ESPECIAL

                                 

Publicidad
RSS

Visita nuestro canal de Youtube.

Suscribirse al Canal
Pauta con Nosotros